Algunos concejos pata tener seguro tu Wifi en casa y trabajo.

0
118
Compartir

 

Hablemos de Wifi, a pesar de su gran importancia, un gran número de usuarios no prestan mucha atención al momento configurar de sus redes Inalámbricas Wifi. Dejando las configuraciones por defecto de los fabricantes y listo para navegar. Aunque no debería de haber mayor problema con esto, si no se toman ciertas precauciones puede llegar algún intruso a generarnos muchos dolores de cabeza.

En la actualidad el Wifi se ha vuelto imprescindible para la vida de muchos de nuestros hogares y sobre todo para nosotras que somos la cabeza del hogar. Podría decirse que aunque lleva poco tiempo con nosotros, han logrado ser una herramienta muy importante en múltiples actividades cotidianas que van más allá de la conectividad a Internet, ya que estas nos permite manejar todo tipo de dispositivos a distancia.

Pueda que los intrusos no sean unos hackers peligrosos como los que conocemos, sino más bien son aquellos que usan todo lo que está a su disposición para delinquir y aprovecharse de las redes WiFi vulnerables. Por lo general suele ser algún vecino el que logra colarse en nuestras redes, quizás por no pagar este servicio o porque nuestra conexión es mucho mejor, Si logra conectarse, nos haría principales responsables de las páginas que visite o posibles delitos informáticos que este cometa, sin olvidar que  podría robar nuestra información personal y exponer la seguridad de nuestra familia.

Entonces nos preguntamos, ¿Cómo evitar a los intrusos en nuestras redes WiFi? Primero que todo hay que aclarar que la “seguridad total” no existe (a menos que se apague el router WiFi), pero si podríamos aplicar algunos trucos sencillos o complejos para que nuestra red sea mucho más segura en nuestros hogares y en nuestros trabajos.

1. Limitar la potencia de emisión de las antenas: Este es el método más eficaz que ayudará a evitar que un intruso tenga acceso a tu red inalámbrica ya que sino le llegue la señal, difícilmente podrá localizar nuestra red Wifi y mucho menos conectarse.

2. Utiliza el filtrado por MAC: Siempre que puedas resulta muy útil utilizar el filtrado de MAC. Las direcciones MAC o también llamadas direcciones físicas de las tarjetas de red son las que tiene asignada cada uno estas, gravada directamente en su hardware haciéndolas únicas en una red.

3. Cambiar el cifrado y clave por defecto: Algo sumamente importante a tener siempre en cuenta en las redes inalámbricas es el cifrado de los datos que se trasmiten dentro de ellas. Actualmente los más importantes son tres sistemas o protocolos de cifrado diferentes que se encuentran en casi todos los routers: WEP, WPA, WPA2. Del los cuales te sugerimos utilizar el WPA2.

4. Cambiar el nombre de la SSID: La SSID (Service Set Identifier por sus siglas en inglés) o nombre de la red, sirver para identificar nuestra red entre otras, por lo general las empresas que nos proporciona el servicio de Wifi, colocan nombres que dan indicios del tipo de router que tenemos o también algunos datos que podrían hacernos vulnerables.

5. Fortificar el acceso al Router: Lo primero es asegurarnos de que el acceso a la sección de administración del router sea restringido para personas ajenas a nosotros, de no ser así, el intruso o los intrusos llegarían a tener control total de nuestro WiFi y todo lo que hagamos para asegurar el mismo no servirá de nada, ya se podría revertir y hasta negarnos el acceso a nuestra propia red.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here