El futuro de la televisión o… el televisor del futuro

0
305
Tecnoagenda noticias de tecnologia para Guatemala y Latinoamerica
Compartir

Tras medio siglo de lento desarrollo, la televisión ha evolucionado aceleradamente en los recientes 15 años, alcanzando niveles jamás imaginados.  La sustitución de los tubos de rayos catódicos fue un enorme salto que dio paso a las pantallas planas, cuyas ventajas van desde la reducción en el tamaño, hasta la posibilidad de fabricar pantallas curvas e incluso flexibles. Las ventajas también son enormes en relación con la calidad de la imagen, la realidad del color y el consumo de energía.  En el momento actual de esta historia dos grandes protagonistas son la tecnología OLED y el concepto Smart TV cuyo potencial nos reserva aún muchas gratas sorpresas.

La “caja boba”, como sus detractores llamaron por mucho tiempo al televisor -por su forma de cubo y el contenido que transmitía-, ha pasado a ser un aparato delgado e inteligente, que ofrece posibilidades prácticamente infinitas.  Las pantallas han crecido, se han hecho cada vez más delgadas y los biseles son casi invisibles. Sumado a ello, el esfuerzo de los fabricantes por ofrecer imágenes y colores más reales ha quedado evidenciado al cuadruplicar la cantidad de pixeles en una pantalla y convertir los 2,1 millones de pixeles de un Full HD en  8,3 para un Ultra HD (4K).

Los formatos actuales de pantalla compiten por sustituir al LCD y convertirse en el estándar para la siguiente generación de televisores 4K o Ulta HD.  Los contendientes a la cabeza son LCD LED y OLED.  Este último se proyecta con una importante ventaja.  Gracias a que  no requiere un panel de iluminación de fondo, los desarrolladores han podido crear pantallas flexibles cuyo potencial podría conocerse en la próxima generación  de “vestibles”,  Smartpones curvos y pantallas para automóviles inteligentes.   

Contenidos a la carta e interacción

Algunos expertos consideran que el cine tradicional debe tomar con seriedad la amenaza que representa el acelerado crecimiento de la industria televisiva, los servicios de streaming, servicios de contenidos a la carta como Netflix y Hulu y los videojuegos,  todos ellos potencializados por los televisores inteligentes.  Algunos, incluso, se atreven a identificar el momento actual de la industria como la “Edad de oro de la televisión”.  

Esta tendencia hace que, no obstante la reducción en las dimensiones de los apartamentos en las ciudades, las personas acondicionen sus hogares privilegiando el área para el televisor y demás equipos de entretenimiento.  En sintonía con la necesidad de ahorrar espacio pero disfrutar al máximo del entretenimiento en casa, fabricantes como LG Electronics han revolucionado el diseño para ofrecer pantallas que miden 2.5 milímetros de grosor, casi invisibles al apreciarlas de lado.  

En este privilegiado espacio, los usuarios pasan varias horas al día interactuando con sus equipos.  Gracias a la libertad que la TV Inteligente brinda para elegir lo que se desean ver y cuándo verlo, expertos predicen que la TV por cable pronto morirá. Esta tendencia es cada vez más marcada en Guatemala. Prueba de ello es la creciente demanda de televisores inteligentes cuyos tamaños van desde las 32 pulgadas y los precios desde Q 2,499. La contratación de servicio de internet para el hogar también crece año con año.  Las estadísticas más recientes señalan que para junio de 2015, existían 3,491,046 usuarios, un importante aumento en relación con el año 2000 cuando había 65,000*.  

Los fabricantes de televisores están capitalizando esta tendencia e incorporando características que se ajusten a la nueva forma de disfrutar la televisión.  Un buen ejemplo es el sistema operativo webOS 3.0, de LG.  Este se enfoca en facilitar la navegación, ofreciendo una operabilidad intuitiva para acceder al inmenso mar de contenidos.  Una de sus principales ventajas es que el software puede ser optimizado para funcionar en conjunto con el hardware, mientras que dispositivos externos de streaming deben ser compatibles con una amplia gama de televisores.

Cada vez más accesibles

Hasta hoy, la tecnología OLED ha tenido una popularidad modesta debido a su alto costo.  No obstante, desarrolladores como LG Electronics realizan grandes inversiones y esfuerzos para hacer estos televisores accesibles a un mayor número de usuarios.  La compañía surcoreana confía en el interés y los premios que mereció su línea OLED en la reciente edición del CES.  Entre otros aspectos, voces expertas como Wired y TechSpot elogiaron las pantallas OLED de LG por su “relación de contraste infinito y presentación de negros más profundos”, calificándolas como “una vista previa de lo que vendrá”.

La mejor noticia es que, gracias a la rápida evolución de la industria, a medida que la calidad de la imagen mejora, el precio de los televisores de alta tecnología tiende a bajar.  Es decir, la calidad de la imagen y las prestaciones son mejoradas cada pocos años y esto hace que los televisores de cuatro o cinco años atrás pasen a estar desactualizados y obsoletos y por lo tanto los precios tiendan a bajar.

Tecnoagenda noticias de tecnologia para Guatemala y Latinoamerica
Tecnoagenda noticias de tecnologia para Guatemala y Latinoamerica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here