El nuevo hardware de Google ha impulsado los ingresos de una Alphabet que cierra el 2016 mejor que nunca

0
105
Noticias de tecnología para Guatemala y latinoamérica
Compartir

 

Hoy Alphabet, la compañía madre de Google, ha presentado sus resultados financieros correspondientes al cuatro trimestre de 2016, lo que también nos permite conocer cómo fue el comportamiento de la compañía durante todo el año, donde además se destaca por primera vez la participación de su nueva división de hardware.

En resumen, Alphabet está reportando unos ingresos por 26.064 millones de dólares, que suponen un aumento del 22% frente a lo presentado durante el mismo periodo del año anterior. La utilidad neta se coloca en los 5.333 millones de dólares, lo que significa que los gastos de la compañía siguen siendo alto, esto a pesar de varios movimientos que se llevaron a cabo durante los últimos meses.

Google sigue luchando contra el peso que significan sus ‘apuestas’

A pesar de que Google superó las expectativas de los analistas, la acciones de la compañía están cayendo cerca del 2,5% debido a las pobres ganancias durante el último trimestre. Sin embargo, los números fríos de la compañía son muy buenos, claro, si los comparamos con lo mostrado hace un año cuando la compañía venía de una reestructura.

La parte más problemática para Google (Alphabet) ha sido el apartado de ‘Other Bets’, donde se concentran los experimentos de la compañía, muchos de ellos a cargo de Google X. Aquí por ejemplo encontrábamos el coche autónomo, los drones con internet, el proyecto de fibra óptica, entre otros.

Pues este apartado finalmente ha tenido un aumento considerable en sus ingresos llegando hasta los 262 millones, mientras que el trimestre anterior reportaron 150 millones. Pero la parte más importante aquí ha sido una reducción en las pérdidas y gastos operativos, que quedó en 1.088 millones cuando el trimestre anterior superó los 1.200 millones de dólares.

Este acomodo surge gracias a las decisiones de cerrar algunos negocios, como el caso de Project Wing, Project Titan, Google Fiber, así como la puesta en venta de la división de satélites de imagen Terra Bella. Además de que el coche autónomo ha dejado de ser un experimento para convertirse en una compañía independiente bajo del nombre de Waymo.

Google Waymo Fca

El hardware dispara el segmento ‘Other Revenues’ en 62%

Pero el segmento que más está llamando la atención es el conocido como ‘Other Revenues’ donde concentran negocios como Play Store, YouTube, y la nueva división de hardware, la cual está reportando ingresos por 3.403 millones de dólares, lo que significa un crecimiento del 62% respecto al año anterior.

Este aumento es gracias a que la división de hardware ha empezado finalmente a mostrar sus cartas, donde productos como Google Home, Daydream View, Chromecast, y los Pixel, han sido bien recibidos y hasta este momento son la futura apuesta de la compañía, ya que el segmento de búsqueda y publicidad se ha empezado a estancar.

Captura De Pantalla 2017 01 26 A La S 15 46 04

La gallina de los huevos de oro empieza a sufrir

Por años, el negocio de búsqueda y publicidad ha sido el más importante para Google, de aquí ha salido el dinero para financiar los experimentos y hacer crecer otros departamentos. La mala noticia es que Google ya no es el único en el negocio, y las búsquedas de escritorio, donde es el rey, están en declive migrando al móvil, donde Google no ha sabido colocar sus anuncios, algo que por ejemplo Facebook sabe hacer muy bien.

Lo anterior ha orillando a Google a hacer movimientos para seguir percibiendo dinero de este segmento, como la disminución en el coste por clic que para este trimestre cayó un 15%, con lo que se impulsa a que lleguen nuevos anunciantes y la publicidad aumente. Esto parece haber dado resultado en este trimestre, ya que reportan un incremento de publicidad del 36%, pero vamos, aunque se contratan más anuncios los ingresos siguen siendo casi los mismos.

Estos movimientos han provocado nerviosismo en Wall Street donde no están seguros que la compañía esté aplicando una estrategia correcta, donde los analistas sugieren que Google apueste más por la nube, que se ha convertido en el negocio clave de Intel, Amazon y Microsoft, pero parece que en Mountain View tienen otro punto de vista.

Google

Para tratar de disminuir la dependencia a esto, Google está apostando en el hardware, que este trimestre funcionó bien, y en la implementación de Google Assistant, que es su estrategia más importante la tratar de colocarlo en una gran cantidad de productos para posteriormente monetizarlo. Algo similar a lo que hace hoy día Amazon con Alexa, que ha sido la sorpresa del último año.

Alphabet no la tiene sencilla, están yendo en una dirección contraria a la mayoría de su competencia, por eso no hay claridad en seguir invirtiendo en la compañía ya que los inversores quieren ver dinero, y no apuestas que al final representan un riesgo. A pesar de todo esto, Alphabet tuvo un 2016 de récord, con ingresos que superaron las expectativas, movimientos interesantes, y estrategias que la final están resultando, ahora sólo nos queda seguirle la huella y ver cuál es su comportamiento durante este 2017, un año que hasta el momento ha empezado complicado.

Fuente: Xataca.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here