Estilos de Vida para Trabajadores Remotos

0
82
Noticias de tecnología para Guatemala y latinoamérica
Compartir

Pregúntale a cualquier persona que trabaja remotamente sobre su calidad de vida y te dirán con gusto todos los detalles. Librarse de una vida de oficina ordinaria ha demostrado que puede ser muy liberador, ya que este estilo de vida se ha hecho muy accesible. Pensamientos de trabajo remoto trae imágenes de personas tomándose descansos para hacer surf, apartándose de sus oficinas de playa improvisadas o trabajando desde los café más modernos del mundo. Sin embargo, el trabajo remoto también le permite a muchos trabajar desde casa, en presencia de sus niños, o tal vez hacer balance con otros intereses. Este estilo de vida también permite liberarse de la pérdida de tiempo valioso en largos viajes al trabajo, o altos costos de alquileres en distritos de negocios, ya que no necesitan estar presente donde se da el negocio.

Mucho de esto es noticia vieja para la comunidad tecnológica, en especial estos lectores. Sin embargo, a menudo la idea de trabajo remoto se enfoca en el estilo de vida del nómada digital. Hay varias avenidas por donde puede transitar el trabajador viajero y construir su vida como prefiera. Sin embargo, aquellos que quieren establecerse deberían, de igual modo, poder aprovechar las ventajas del trabajo remoto. Desafortunadamente, los escenarios típicos de viviendas en la mayoría de las ciudades no permiten, en ocasiones, la misma libertad que el trabajo remoto puede ofrecer. Aunque las situaciones de vivienda alternativa no son comunes todavía, sí existen y están en crecimiento.

Vivienda en Trabajo Remoto

Alternativas de vivienda y estilo de vida para todo tipo de trabajador remoto.

Los Retos del Trabajo Remoto

No importa que tan emocionante parezca el trabajo remoto, todavía puede haber retos al equilibrar las necesidades y valores de cada individuo. Los problemas más recurrentes son un poco paradójicos en toda la idea de trabajo remoto. Para muchos, el estilo de vida puede ser de aislación y para aquellos que se mudan a menudo, puede haber un sentido distante de pertenencia a cualquier lugar y comunidad.

El aislamiento social puede ser difícil para aquellos que viajan a lugares donde ya no se pueden comunicar, pero puede ser un reto para el trabajador remoto en casa. El lugar de trabajo formal, aunque con restricciones, ofrece varias oportunidades para la interacción social. Ya sea que estés trabajando desde la playa o desde tu oficina en casa, pasar un día sin interacción cara a cara puede inducir soledad.

Para combatir esto, muchos trabajadores remotos se enfocan en una rutina, video llamadas constantes, o encuentros programados con comunidades en línea para asegurar que su molestia social se tranquilice. Estas cosas son geniales y son estrategias útiles. Sin embargo, parece mucho trabajo extra, en vez de que este sentido de comunidad se construya con resistencia hacia nuestro estilo de vida.

Por esto, el problema es mejorar como establecer donde y como vivimos. Los lugares comunes de vivienda, ya sea el edificio de apartamentos o la casa desligada en los suburbios, solo enmarca la vida del individuo (o el individuo y su familia). No hay muchos sistemas impuestos que fomenten la reunión social.

Una Breve Historia de la Co-Vivienda

Cada una de las alternativas de vivienda en este artículo es alguna forma de co-vivienda; sin embargo, cada modelo está ajustado hacia un tipo de vida en particular. Algunos de estos modelos dependen de la nueva economía compartida. Pero todos están basados en una idea muy vieja.

Mientras los centros urbanos se densificaban durante la revolución industrial, había una crisis de vivienda. De repente todo el mundo salió de sus vidas rurales para encontrar mejores trabajos en las fábricas urbanas. Existían distintos modelos, al igual que ahora, dependiendo de las sociedades y condiciones que requirieran de ellas. En el escenario urbano, la mayoría de éstas eran hoteles residenciales con cocinas compartidas y otros espacios comunes, espacios personales pequeños, y arrendamientos mensuales. Aunque este tipo de vida suene disperso, era común para personas de cualquier clase social. Algunas unidades eran de lujo para la burguesía, mientras que otras eran más modestas para residentes de menor ingreso. Sin embargo, también vamos a mirar a formas más densas de co-vivienda.

via: toptal.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here