Ricoh: El poder de la tecnología en las aulas redefine el concepto de aprendizaje

0
14
Compartir

Hoy en día, la tecnología es fundamental para la supervivencia de cualquier universidad o campus en América Latina.

Resulta clave para la actividad diaria de los estudiantes, facilitadores y gerentes de TI: la conectividad a la red del campus, los accesos, poder imprimir desde cualquier lugar, la conexión segura entre las aulas hacia otros lugares externos sin mencionar cómo los dispositivos móviles están redefiniendo la cultura de la educación superior hacia un aprendizaje más activo, generando una mayor relación con los estudiantes y el diseño de cursos más personalizados.

Mediante el uso de la tecnología, como los sistemas de gestión de aprendizaje (LMS), correo electrónico, medios de comunicación social, entre otros, los maestros pueden proporcionar contenido (videos, podcasts, lecturas, conferencias pregrabadas, etc.) a los estudiantes antes de entrar en el aula.

El nuevo papel del educador y los estudiantes

En un aula moderna, el rol de un educador ya no es estar frente al salón de clases y dar una conferencia mientras los estudiantes toman notas con atención para ser examinados en una fecha posterior. En su lugar, los educadores ahora actúan como facilitadores alentando a los estudiantes en sus investigaciones individuales y esfuerzos de colaboración. Un artículo reciente de Boston Globe informa que la facultad de medicina de la Universidad de Vermont (Estados Unidos) promete acabar con todas las conferencias para el año 2019 en un esfuerzo por educar médicos que sean buenos en la escucha, la investigación, el pensamiento crítico y la colaboración. El artículo asegura que gran parte de lo que enseña un profesor que simplemente habla, se olvida en cuestión de semanas y a veces, es obsoleto en años.

Actualmente, con los dispositivos móviles en la mano, las respuestas a casi cualquier pregunta se pueden encontrar en cuestión de segundos por parte de cualquier estudiante con un teléfono celular, portátil o tableta. En cambio, los estudiantes deben aprender a analizar la información disponible para obtener credibilidad, relatividad, precisión y utilidad. Una vez más, este es el nuevo rol de los facilitadores que actúan como asesores del camino individual del estudiante hacia el descubrimiento. Este conjunto de habilidades, se pueden practicar y perfeccionar dentro de las aulas, donde la discusión, los debates y el análisis tienen un rol esencial.

Según otro estudio reciente, la tecnología en las aulas es más efectiva cuando se usa como una herramienta cognitiva en lugar de una herramienta de presentación. Ese mismo informe también indicó que los estudiantes valoran el uso de computadoras fuera del aula para actividades como la formación profesional y la interacción social. La situación de aprendizaje ideal entra en vigor cuando la tecnología es una extensión de la experiencia natural del estudiante.

La conectividad, clave para un aprendizaje exitoso

Para preparar a los estudiantes es necesario darles la capacidad de centrarse su aprendizaje también fuera de las aulas  permitiendo entrar a la red en sus dispositivos personales desde el aula, su dormitorio o incluso desde sus asientos en el lugar de entrenamiento de baloncesto significando que un campus conectado es crucial para la capacidad de los estudiantes de comprender y analizar el contenido. Por lo tanto, hoy en día, las instituciones deben tener plena confianza en la capacidad, seguridad y alcance de sus redes para manejar una gran variedad de dispositivos de estudiantes, personal y facultad. Además, en muchas ocasiones, estos equipos son personales y no son proporcionados por la institución, en una práctica conocida como “Bring Your Own Device” (BYOD).

Con el fin de proporcionar la mejor experiencia posible al estudiante y agregar valor a su ambiente de aprendizaje, las instituciones deben asociarse con un proveedor tecnológico que tiene los recursos, habilidades y conocimientos para establecer una sólida estrategia de modernización del campus, con la capacidad de manejar tendencias de conectividad como el BYOD. Con ello, las instituciones estarán mejor preparadas para cambiar hacia las demandas de los estudiantes y los nuevos modelos de aprendizaje online.

¿Cómo ayuda Ricoh en esta transformación educativa?

Las soluciones de Ricoh ayudan a las instituciones educativas en dos vertientes principales. La primera, que impacta directamente al rendimiento del estudiante a través del uso de herramientas como el “aula inteligente” o los analíticos y que permiten potencializar los conceptos de experiencia colaborativa, experiencia diferenciada y el contenido alineado. El segundo se focaliza en los empleados de las universidades. Ricoh cuenta con herramientas que mejoran procesos e incrementan la eficiencia de las instituciones como un todo (no solo del educador) y a generar una mejor experiencia para los estudiantes. Por ejemplo, en la creación de una tienda de impresiones por medio del Cloud en cualquier parte y a cualquier hora, o implementando las herramientas y procesos que ayudarán a las facultades a calificar exámenes más rápidamente y con exactitud para que los estudiantes puedan checar y retirar sus calificaciones y registros a su conveniencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here