Schneider Electric: Aproveche la tecnología para evitar daños por rayería

0
202
Compartir

HWA 13103070_tif

Supresores y equipos de UPS pueden proteger su instalación y aparatos eléctricos.

La entrada de la época lluviosa trae consigo un aumento de las tormentas eléctricas, cuyas descargas atmosféricas son una real amenaza para los equipos domésticos, de oficina o industriales; igualmente causan mucho daño a los sistemas de telefonía e informática. 

 “Un rayo que cae cerca de una línea de suministro eléctrico y que puede trasladarse y provocar daños en edificios situados a kilómetros de distancia.  Cuando los rayos impactan en el cableado de la corriente eléctrica y otros similares, provocan sobretensiones transitorias conducidas. Estas sobretensiones viajan por los cables y se conducen a los aparatos eléctricos y electrónicos conectados, lo cual deriva en la avería o destrucción del equipo.  Inclusive si el rayo no impacta directamente el cableado eléctrico pero sí cae a tierra en una zona cercana, puede provocar una sobretensión inducida, que genera una fluctuación eléctrica capaz de causar daños igualmente”, indica Fernando Escalante, director de la unidad de negocios de IT de Schneider Electric.

Existen soluciones tecnológicas que se encargan de captar y canalizar esa descarga eléctrica funcionando como una barrera para que no impacte la instalación o los equipos que estén conectados.

Es posible instalar un supresor de transientes en el tablero principal del edificio, el cual tiene la capacidad de enviar la sobrecarga a tierra y regular que no entre a la instalación, evitando picos de voltaje.

Otra alternativa es conectar los aparatos más vulnerables a unidades de UPS (Sistema de energía ininterrumpible) que reciben las sobrecargas y no permiten que haya daño. Estas unidades además cuentan con una batería que se activa cuando se corta el flujo de corriente, por lo que alimentan los equipos conectados aun cuando se haya ido la electricidad.

“Es importante destacar que estos dispositivos no deben valorarse por el gasto inicial, sino por su funcionalidad a lo largo del tiempo. La prevención es invaluable pues protegen costosos equipos eléctricos o electrónicos de que se arruinen de un momento a otro deteniendo la operación o destruir datos valiosos”, advierte Escalante.

Escalante comparte algunas recomendaciones a la hora de elegir estos productos, para elegir la tecnología más adecuada para protegerse.

  • Verificar que la instalación eléctrica cuente con un sistema de puesta a tierra. Los electricistas o ingenieros, como profesionales cualificados, conocen las reglas y prácticas para ayudarle a garantizar la seguridad eléctrica de su hogar.
  • Instalar un supresor de transientes en el tablero principal de su residencia o edificio. Para la residencia puede ser con capacidad para 22kA o 50kA y para los grandes edificios o industrias de 240kA.
  • Instalar supresores tipo regleta para conectar los equipos electrónicos sensitivos como: computadoras, televisores, videojuegos, DVRs o teatros en casa, router y modem.  Asegúrese que sea de una capacidad de sobre carga de al menos 500 joules y que cuente con la cantidad de salidas necesarias.  Algunos modelos también brindan protección contra sobretensiones para sus líneas de teléfono y cables coaxiales para TV.
  • Para aquellos aparatos electrónicos donde además se requiera tener respaldo de energía cuando se va la electricidad se debe instalar una UPS. Por ejemplo, para una Sala de TV para conectar una pantalla plana, el DVR y un videojuego se recomienda una UPS de al menos 650VA o una UPS de 350VA para proteger una computadora y su monitor.

Cada día dependemos más de los equipos eléctricos y electrónicos para nuestras actividades, tanto personales como profesionales, ¡protéjalos!

Sala-Aparatos

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here